sábado, 23 de septiembre de 2017

N O - S O Y - T U - E N E M I G A

Puedo haber dicho un chiste gordofóbico o un refrán racista sin darme cuenta... puedo haber tarareado una canción machista o bailado una canción capitalista. Puede que aún no sepa lo que es cisgénero, transgénero o intersexual. Puede que ni siquiera me haya sumergido en las profundidades del comunismo, el anarquismo o el feminismo. Puede que no haya leído un sólo libro de Teoría Queer (convengamos que son complicados). Puede que no sepa ni qué significa queer. Puede que aún cometa el gravísimo error de creer que los animales son comida. Puede que me haya centrado más en una militancia que en otras, e ignore mucho (muchísimo) de las otras. Puede que sea más lenta que vos aprendiendo o que la ansiedad no me permita leer tanto como quisiera. Puede que la gran cantidad de horas de mi jornada laboral tampoco me lo permita. Puede que aún ni siquiera sepa la diferencia entre Estado y nación, y no tenga ni idea de los códigos "X" "E" o "*" del lenguaje inclusivo. Puede que crea que el colonialismo es cosa del pasado. ¡Puedo tener tantos fallos!
Pero te lo aseguro: yo no soy tu enemiga.
No me saques el hacha por cada error.
No nací aprendida.
No nací leída.
No soy perfecta.
Sé que me queda mucho por aprender.
Sé que me queda mucho camino.
Pero antes que sola, prefiero hacerlo contigo.


sábado, 15 de abril de 2017

DIETA

La dieta es disciplinamiento de género.
La dieta está basada en el odio a tu cuerpo.
La dieta es autocontrol en nombre de una moralidad que rechaza la gordura por relacionarla con la vagancia y el placer.
La dieta es castigo. 
La dieta es culpa.

La dieta es obediencia.

Por eso: